Qué tratamiento lleva acabo un ortopedista en df


Te interesa agendar una cita para recibir tu consulta con el ortopedista en df llama ahora al 56014987

Visítanos en el consultorio de ortopedia en df


Presiona el botón de "Como llegar" para saber cómo llegar al consultorio del ortopedista en df y agenda tu cita.

Que tratamiento lleva acabo un ortopedista en df a una fractura

El ortopedista en df, comienza la reducción cerrada o manual con la aplicación de anestesia, y una vez que esta ha hecho efecto se comienza como tal con la reducción manual que consiste en la manipulación del hueso para ajustarlo hasta llevarlo a su posición normal donde pueda sellar y crecer nuevamente. Una vez hecho el ajuste del hueso fracturado se realiza una radiografía para comprobar que el hueso se encuentre en la posición correcta, después se inmoviliza la zona con una férula o yeso, esto para mantener el hueso bien alineado y para finalizar se toma una segunda radiografía con la finalidad de verificar que durante la colocación del yeso no se haya desajustado el hueso.
La reducción cerrada de una fractura por lo regular la realizan los especialistas en ortopedia y traumatología, pero también algunos médicos generales con experiencia en el tratamiento de fracturas pueden encargarse del procedimiento. En todo caso, recomendamos asegurarse de que se trata de un servicio profesional, pues en gran medida de ello depende el éxito del procedimiento y recuperación tras una lesión de este tipo.
En el caso de las fracturas es de suma importancia que el tratamiento se reciba de inmediato, pues un ajuste oportuno del hueso roto permite una cicatrizaci√≥n m√°s r√°pida y que los riesgos de desarrollar infecciones en el hueso sean menores. Este tratamiento permite adem√°s disminuir r√°pidamente el dolor, y se caracteriza por sus altas probabilidades de que despu√©s del tratamiento la zona lesionada tenga una apariencia normal, y que siguiendo un programa adecuado de rehabilitaci√≥n se recuperen las capacidades funcionales normales, claro esto en medida de lo posible seg√ļn las caracter√≠sticas espec√≠ficas de la lesi√≥n, su localizaci√≥n, la edad del paciente, su estado de salud general y su historial de fracturas previas en la misma √°rea.
Al finalizar el procedimiento de reducción cerrada o manual, el especialista puede prescribir medicamentos para aliviar el dolor y la inflamación, y programará una cita para darle seguimiento a la recuperación de la fractura. Es de suma importancia que se acuda puntualmente a estas revisiones periódicas para comprobar que el hueso no se haya movido y que no existan problemas como el desarrollo de infecciones o una cicatrización inadecuada. En este punto cabe mencionar que debido a que en el tratamiento se requiere el uso de aparatos ortopédicos especiales para fijar el hueso en su posición, y como apoyo para que los pacientes puedan realizar sus actividades cotidianas y mejorar el tiempo de recuperación, es fundamental que se usen en todo momento.
Algunos aparatos se colocan directamente al hueso y se usan de manera temporal o bien, permanente, tales como tornillos, clavos, varillas y placas, los que se colocan con una reducción abierta que describiremos en futuras ocasiones, pero otros se emplean en la parte exterior por encima de la férula, como es el caso de abrazaderas, que incrementan la compresión para proteger el área lesionada. Es el especialista quien determina el momento en que se puede suspender el uso de este tipo de aparatos, y para mayor seguridad y éxito del tratamiento, es necesario seguir sus indicaciones.
Para finalizar el tratamiento se siguen programas de rehabilitaci√≥n dise√Īados especialmente para ayudar al paciente a recuperar su movilidad y desarrollar elasticidad y fuerza en la zona afectada.